Comida típica de Oviedo: de turismo gastronómico por la capital asturiana
29/05/2020

Si has venido a la capital asturiana y quieres conocer la comida típica de Oviedo, sé bienvenido y prepárate a desabrochar el cinturón. Porque si hay algo que caracterice a los carbayones (nombre local de sus habitantes), como ocurre en toda Asturias, es que les gusta comer bien y en abundancia. No solo los platos tradicionales sino que también son famosos sus postres. Un aprecio especial por el dulce que, si lo compartes, hará de tu viaje una experiencia inolvidable.

Estos son algunos platos de la comida típica que puedes probar en Oviedo y que no pueden faltar en tu ruta de turismo por la gastronomía asturiana:

Menú del Desarme en Oviedo

Se trata de una conmemoración que arrancó a finales del siglo XIX y perdura hasta nuestros días. Cada 19 de octubre se conmemora en la capital el triunfo de las tropas isabelinas frente a las carlistas. El suculento y contundente menú del Desarme está, como dice la leyenda que ocurrió con los soldados enemigos, hecho para dejar a los comensales sin fuerzas. Garbanzos con bacalao y espinacas, callos y arroz con leche como postre típico para rematar son los platos que lo componen y que encontrarás en muchos restaurantes de la ciudad. Incluso existe una cofradía que se encarga de velar por mantener esta costumbre que aúna historia y gastronomía.

Carne gobernada en La Ascensión

Otro plato típico de la ciudad asociado a una festividad es la carne gobernada durante las jornadas de La Ascensión. Carne sazonada con cebolla y vino blanco, patatas y pimientos que sirve de homenaje a los trabajadores del campo con marcado carácter local. De postre, tarta de cerezas como reza el dicho popular: “Por la Ascensión, cereces en Oviedo y trigo en León”.

Comer fabada en Oviedo

¡No puede marchar nadie sin probar la famosa fabada! En Oviedo no te resultará difícil encontrar una sidrería o restaurante que preparen este emblema de la cocina asturiana durante todo el año. La fabada está hecha a base de fabes (variedad local de la alubia con denominación de origen) y compango, acompañamiento de chorizo y morcilla, principalmente. Se trata de un plato típicamente asturiano de elaboración lenta, con varias horas de preparación para que ligue el caldo y que, como todo el mundo sabe, está aún más bueno al día siguiente de cocinarlo. Otra opción a la fabada asturiana, y un poco más ligera, es decantarse por unas fabes con almejas que también encontrarás en algunos restaurantes de la capital.

Bollu preñáu

Se trata de una tradición muy arraigada en la capital; no en vano, tiene su culminación en el Día del Bollu que se celebra el 21 de septiembre en el marco de San Mateo, las fiestas grandes de la ciudad. Los parques y jardines de la ciudad se abarrotan de gente para celebrar esta comida en la calle y los socios reciben su bollu preñáu (bollo de pan relleno de chorizo) y vino.

Moscovitas

En el apartado de dulces, es sin duda una de las joyas de la gastronomía 100% local. Las moscovitas de Oviedo son unas finísimas tejas de almendra y chocolate creadas en el obrador de Rialto, una de las confiterías más afamadas de la ciudad.  Cuatro generaciones de maestros confiteros las llevan elaborando diariamente y se han hecho famosas como uno de los productos gourmet que seguro que te llevarás a casa. En esta misma confitería, puedes adquirir también las princesitas a base de yema.

Carbayones

El otro dulce típico por excelencia de la ciudad. El carbayón es un roble que existía en la calle Uría de la ciudad y así pasó a llamarse a los ovetenses. En cuanto a este postre, se creó a principios del siglo XX y consiste en un pastelito de yema creado originalmente en la pastelería Camilo de Blas, otro legendario establecimiento de la capital. Huevo, almendra molida y almíbar para darse un gusto al paladar.

¡Riégalo con sidra!

En el apartado de la bebida no podíamos olvidar el producto asturiano por antonomasia. El número de sidrerías en Oviedo es abundante y la zona más conocida es Gascona, calle reconvertida en un auténtico bulevar de la sidra. Es una bebida alcohólica de baja graduación a base de jugo fermentado de manzana que se comparte entre todos los comensales y se pide por botellas. Cada culín o trago se toma inmediatamente después de ser escanciado y se pasa el vaso a quien la sirva para que siga echando. ¡No dudes en probar la experiencia más asturiana cuando estés en Oviedo!

Existen otras muchas opciones de turismo gastronómico en la ciudad de Oviedo como son el cachopo (filete de ternera relleno de jamón y queso pero también encontrarás otras variedades), el vermú de La Paloma, los tortos de maíz, el pitu de caleya, el chorizo a la sidra, el pastel de cabracho o los quesos asturianos como el Cabrales. Date el capricho de probar todo lo que puedas durante tu estancia en el corazón de Asturias.